Economía y Empresas
Beneficio

La ciudad continuará calificada como "zona fría" y mantiene subsidios de hasta 50 por ciento en gas

El nuevo dictamen de la Ley Bases mantiene el beneficio que incluía a Bahía Blanca y otras ciudades en el régimen “Zona Fría”.

En un alivio para los consumidores, el dictamen final de la Comisión de la Ley Bases, aprobado por el Senado, mantiene el beneficio para las regiones que en 2021 se incorporaron al régimen de “zona fría”. Esto permite que cerca de la mitad de los usuarios residenciales de gas natural en Argentina reciban un descuento del 30 al 50 por ciento en sus facturas.

Originalmente, la media sanción de la Cámara de Diputados había excluido este beneficio, y el gobierno nacional había expresado su intención de eliminarlo por completo. Sin embargo, el dictamen del Senado reinstauró esta ventaja, asegurando que ciudades como Bahía Blanca, que fueron incluidas en junio de 2021 junto a otras localidades, continúen recibiendo los descuentos.

Los subsidios por zona fría no provienen del Tesoro Nacional, sino que se financian mediante un recargo en las facturas de gas de todos los usuarios del país. La administración de Javier Milei había propuesto eliminar este beneficio adicional, pero la decisión del Senado asegura su continuidad, beneficiando a más de 4 millones de usuarios.

El proyecto de ley del oficialismo que obtuvo media sanción en Diputados facultaba al Poder Ejecutivo a modificar, transformar, disolver o liquidar los fondos fiduciarios, incluyendo el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas. No obstante, la versión final del dictamen del Senado incluyó la modificación de la Ley 27.637, impulsada en 2021 por el diputado Máximo Kirchner, que extendió los beneficios a más zonas del país.

Este tema había generado preocupación entre los legisladores del interior, quienes lucharon por mantener estos subsidios. La Ley 25.565 de Zonas Frías, vigente desde 2002, inicialmente otorgaba un descuento del 50 por ciento en las tarifas de gas a unos 800.000 usuarios de la Patagonia, la Puna y Malargüe (Mendoza). En 2021, el beneficio se amplió a otras zonas frías o templadas-frías del país, alcanzando a 4,3 millones de hogares sobre un total de 9 millones en Argentina, incluyendo localidades en Mendoza, San Juan, San Luis, Salta, Córdoba, La Rioja, Tucumán y Catamarca, además de cincuenta municipios de la provincia de Buenos Aires, entre ellos Bahía Blanca.

El financiamiento de estos subsidios proviene de un recargo del 5,44 por ciento sobre el precio del gas, que pagan todos los usuarios. Los fondos recaudados se destinan al Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas, el cual cubre la diferencia entre lo que pagan los hogares beneficiados y el costo real de la factura.

El año pasado, este fondo registró ingresos por 116.877 millones de pesos y gastos por 77.663 millones de pesos, resultando en un saldo positivo de 39.213 millones de pesos. No obstante, el Gobierno había considerado eliminar este fondo fiduciario. En mayo, distribuidoras de gas habían denunciado al ministro de Economía, Luis Caputo, por retrasar los reintegros de las tarifas de “zona fría”. La deuda, que posteriormente se saldó, ascendía a 4300 millones de pesos.

Lectores: 73

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: