Información General
Grave acusación

Denuncian una causa armada contra trabajadores en connivencia entre el municipio de Tres Arroyos y una cerealera

Las amenazas de un funcionario contra las familias que acampan frente a la Municipalidad.

Cuatro camioneros fueron detenidos luego de reclamar el aumento de las tarifas y su familia asegura que están presos injustamente y que la causa fue armada. “Tienen poder y quieren imponer miedo”, manifestó Mariana Rodríguez, hermana de dos de los detenidos.

Todo comenzó en el mes de enero, cuando camioneros autoconvocados comenzaron un paro de transporte en reclamo de un aumento de tarifas. El conflicto surge a raíz de que Malterías Quilmes no estaba abonando las tarifas completas. Ese paro duró 30 días e intervino el municipio para destrabar el conflicto y en donde la empresa firmó un documento en donde se comprometía a no tomar represalias contra los transportistas. Ese reclamo se llevó a cabo en rutas 3 y 228. El acuerdo fue firmado por el intendente Carlos Sanchez y el secretario de Desarrollo Económico Matias Furier, del movimiento vecinal de Tren Arroyos.

Pasados 15 días del acuerdo, Malterías Quilmes comenzó a tomar represalias, según contó una familiar de trabajadores involucrados en este conflicto. “Los obligaban a viajar más kilómetros, trabajar el doble, por el mismo pago. Luego, empezaron a achicar la gradualidad, de darle menos viajes hasta llegar a no tener ninguno. Los dejaron sin trabajo”, explicó Rodríguez en diálogo con este medio.

Es por eso que los 70 trabajadores volvieron a entablar un diálogo con los representantes legales de la Maltería, aunque sin poder llegar a un acuerdo. La empresa siguió trabajando con sus principales exportadores, Manantiales y Di Vito, por lo cual no contaron con la labor de los fleteros.

“En septiembre nos encontramos con que detuvieron a tres camioneros y a un empleado independiente que iba a llevar comida y leña para las personas que estaban realizando el paro, solidarizándose con los camioneros”, contó la mujer.

Estas cuatro personas fueron detenidas por presunta asociación ilícita, amenaza, coacción y extorsión hacia la Maltería Quilmes para quedarse con la logística de los viajes, algo incoherente, ya que se trata sólo de 70 trabajadores, contra una empresa que exporta toneladas de cereales. Quieren amedrentar a la gente y que nunca más vayan a reclamar por lo que le corresponde. Ahora hay cuatro chicos presos que son inocentes”. La causa está a cargo del fiscal Gabriel Lopazzo, quien por estas horas pidió la prisión preventiva de los cuatro fleteros.

A raíz de no poder llegar a un acuerdo, los familiares y compañeros de los detenidos iniciaron un acampe en plaza San Martín, frente al municipio, en donde piden por la liberación de los camioneros. A dos días del comienzo de la medida de fuerza, un incendio alarmó a los manifestantes: “estamos en el acampe y me entero que a mi papá lo quisieron prender fuego. Incendiaron el taller donde él estaba durmiendo dentro del camión. Él tiene 80 años y pudo salir”, contó indignada Mariana.

No sólo eso, sino que también recibieron amenazas de funcionarios municipales y candidatos del movimiento -el cual está hace 20 años al mando- ya que se difundió un video en donde los familiares de los detenidos mantienen una conversación con Furier, en donde él mismo confiesa que se trata de una causa armada por la Maltería y que estaban intentando llegar a un acuerdo. “Nos pidieron que borremos los videos, hicimos la denuncia y la Justicia no movió ni un pelo”, sostuvo la hermana de dos de los detenidos.

Lectores: 85

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: