Judiciales y Policiales
La Justicia dictará sentencia el viernes

El mundo del revés: denunció a los padres de sus hijos por violencia y ella puede ir a la cárcel

Pamela Pesce junto a sus hijos, hace unos años.

Pamela Pesce  nació en Buenos Aires, tiene dos hijos, Roque que tiene 11 años y César de 8 años, vive en Bahía Blanca, es atea y su vida hace unos años se transformó en un calvario.

Según comentó la asesora de Pesce a NOVA  -hace 6 años que colabora con ella- “sus hijos son de distintos padres. El padre de Roque vive en Buenos Aires y es millonario mientras que el otro padre es  Emanuel Cristensen con también alto poder adquisitivo”.

“Ninguno de los dos padres pasaron alimentos a pesar de sus buenos pasares económicos, los dos son violentos y ambos le hicieron causas por impedimentos de contacto a Pamela”, amplió.

Para graficar la situación que padece Pamela, la letrada recurrió a la teoría “pedófila y misógina” de Richard Gardner denominada Síndrome de Alienación Parental (S.A.P.) que es “utilizada para revertir las denuncias de abuso o violencia”.

“Todo el tiempo usaron esta teoría en ambas causas y Pamela quedó condenada por impedimento de contacto desde 2015 hacia su hijo Roque. El padre de Roque se unió por despecho a Emanuel –la otra expareja de Pamela- y financian en conjunto las causas en su contra a pesar de que Pamela cumplió con el régimen de visita dispuesto por el Juzgado”, relató.

“Es un mamarracho organizado que surgió por una bronca del padre de Roque”, sostuvo y advirtió que este viernes la justicia bahiense leerá el veredicto condenatorio en contra de Pamela Pesce. “Puede ir a cárcel por denunciar violencia y comentar que sus hijos sufrían violencia paterna”, afirmó indignada la abogada defensora.

Lectores: 1144

Envianos tu comentario